Morgan Freeman

10 jul 2008 | por Francisco Gil | 566 consultas

Fecha y lugar de nacimiento: 1 de junio de 1937, en Memphis, Tennessee (Estados Unidos).

Se alista en las fuerzas aéreas norteamericanas (1955-1960); actúa en Los Ángeles City Colllege; se matricula en Los Ángeles Community College e interviene en la obra The Royal Hunt of the Sun (1966); debuta en Broadway con la obra Hello, Dolly (1967).

Premios:

Oscar al Mejor Actor Secundario por Million Dollar Baby (2004); Nominado al Oscar al Mejor Actor por Cadena perpetua (1994); Nominado al Oscar al Mejor Actor Secundario por El reportero de la calle 42 (1987) y por Paseando a Miss Daisy (1989); Oso de Plata al Mejor Actor del Festival de Berlín por Paseando a Miss Daisy (1989); Globo de Oro al Mejor Actor de Comedia o Musical por Paseando a Miss Daisy (1989); Nominado al Globo de Oro al Mejor Actor Dramático por Cadena perpetua (1994); Nominado al Globo de Oro al Mejor Actor Secundario por El reportero de la calle 42 (1987) y por Million Dollar Baby (2004).

Otros datos:

Casado y divorciado de Jeanette Adar Bradshaw (1967-1979); casado con Myrna Colley-Lee (1984); padre de Alphonse, Saifoulage y Morgana, y de Deena, en adopción); obtiene la licencia de piloto de aviones; entre sus propiedades figura el local Ground Zero Blues, en Clarksdale, en el estado de Mississippi.

Al cumplir los cincuenta años, Morgan Freeman empezaba a despertar de un letargo cinematográfico en el que apenas había desarrollado una mínima expresión de sus facultades artísticas. Freeman se enfrentaba a una personalidad compleja, el proxeneta Fast Black en El reportero de la calle 42, siendo nominado al Oscar como mejor actor secundario, una estatuilla que conseguiría dos años más tarde con Paseando a Miss Daisy. El actor de raza negra conocía el material original del Premio Pulitzer Alfred Uhry ya que había representado al paciente y afectivo chófer Hole Colburn sobre los escenarios. En su concepción del personaje Morgan Freeman denota un sentido de la naturalidad en una línea similar a la exhibida por Gene Hackman. Su papel del reo Red Redding, confinado en la prisión federal de Shawshank, en Cadena perpetua —un retorno a los ambientes carcelarios de Brubaker— corrobora esta sistematización en la forma de actuar de Freeman.

En los últimos tiempos, Freeman ha segmentado su actividad cinematográfica en tres campos: la dirección (Bopha!), su particular contribución al resurgir del cine catastrofista (Estallido, Hard Rain, Pánico nuclear y Deep Impact, en una sorprendente composición de presidente de los Estados Unidos) y su presencia cada vez más continuada en el thriller (Estallido, Seven, El coleccionista de amantes, Reacción en cadena), decidido a tomar el relevo o a ocupar el espacio dejado por Danny Glover, quien ha dedicado en los últimos decenios buena parte de su actividad cinematográfica a la serie Arma letal. Por su parte, Freeman también se ha procurado una suerte de «franquicia» encarnando al doctor Alex Cross en El coleccionista de amantes y su continuación, La hora de la araña. Un ejemplo más de la voluntad de Morgan Freeman por romper ciertos tabúes al dar vida a un intuitivo y perspicaz, especialmente dotado para la observación, médico miembro del cuerpo del FBI, a la caza y captura de un «asesino en serie». Una tipología de personajes que hasta hacía pocos años estaba acotado en los Estados Unidos a intérpretes de raza blanca, al igual que el cargo de presidente de los Estados Unidos, una máxima representación que Morgan Freeman ostenta en Deep Impact.

En definitiva, Freeman parece haber experimentado una «segunda juventud», que ha tratado de aprovechar merced a una notable actividad cinematográfica, diversificada en varios frentes. Pero a pesar de la bonanza profesional por la que ha atravesado Freeman en los últimos años su mayor lamento sigue siendo que nunca ha sido escogido para liderar una historia romántica junto a una mujer interesante y atractiva.

Los productores norteamericanos parecen seguir confiándole proyectos que se materialicen en un conflicto, en la mayoría de ocasiones, enfrentádole a un personaje masculino de comportamientos antagónicos y/o disímiles —Tim Robbins en Cadena perpetua; Keanu Reeves en Reacción en cadena; Christian Slater en Hard Rain; Gene Hackman en Bajo sospecha, o Ben Affleck en Al límite de la verdad, entre otros— mientras que la relación que mantiene con las coprotagonistas de algunas de las películas en las que ha intervenido (Persiguiendo a Betty, El coleccionista de amantes, La hora de la araña) suele ofrecer una imagen más paternal. Servidumbres de una veteranía que, sin embargo, no parecen menoscabar el ánimo de Morgan Freeman al liderar un buen número de thrillers.

Tags:


Entradas Relacionadas:
  • Wanted (Se busca) – Trailer
  • El Caballero Oscuro (The Dark Knight) – Trailer
  • Invictus
  • The Code
  • Sigo Como Dios – DVD
  • The Contract
  • Wanted (Se Busca)
  • The Code – Trailer español
  • Escribe un comentario