Nieve y frío por el primer temporal del invierno

El primer frente frío de la temporada invernal entrará a partir del domingo en la Península Ibérica, lo que provocará un descenso generalizado de las temperaturas y nieve en cotas bajas en el Cantábrico y en el sureste peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El primer temporal típicamente invernal entrará el domingo por el nordeste peninsular y se extenderá durante los días siguientes a toda la península, ha informado la Agencia Estatal de Meteorología.

El fuerte temporal se formará debido a la combinación de un anticiclón en las Islas Británicas, una depresión en el Mediterráneo occidental y una baja presión en niveles altos en Europa central, que se irá desplazando hasta la Península Ibérica.

Esas tres circunstancias darán como consecuencia un cambio significativo en la situación meteorológica, que llevará asociada una entrada de aire muy frío por el nordeste peninsular a partir del día 13, según la misma fuente.

El frío se irá intensificando y extendiendo al resto de la Península en los días siguientes, y además la sensación térmica se verá acentuada por el viento moderado del norte.

Además, se producirán heladas generalizadas, que serán moderadas en áreas de la mitad norte y puntos de la meseta sur.

La AEMET ha anunciado que se producirán precipitaciones en forma de chubascos moderados, que pueden ser localmente fuertes en áreas del Levante peninsular y Baleares.

Esas precipitaciones serán de nieve en cotas de 200-400 metros en las regiones del Cantábrico y entre 600-1.000 metros en el sureste peninsular y Baleares durante los días 13 y 14.

Es probable que se registren también vientos fuertes a muy fuertes de componente norte en el Mediterráneo occidental durante los días 14 y 15, provocando áreas de temporal en la mar.

Mucha agua para el fin de semana

La lluvia va a llegar de forma abundante a cualquier punto de la península durante todo el fin de semana, aunque será el domingo cuando se registren las mayores precipitaciones y un importante descenso de las temperaturas.

Los chubascos abundantes llegarán el sábado a la mitad oeste del país y de nuevo será Galicia la zona más afectada por unas precipitaciones que se dejarán notar con fuerza en Castilla y León, País Vasco, Navarra, Madrid y Extremadura. El resto de la península también puede registrar lluvias, aunque serán más débiles y dispersas hacia la zona mediterránea.

El domingo, la situación de inestabilidad atmosférica se extenderá a toda la península, pero los chubascos de mayor importancia se desplazarán hacia el sur y el centro de España. Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid registrarán mayor cantidad de agua, al igual que Galicia y la zona pirenaica.

Este sistema de borrascas que va a afectar a toda la península incluso el próximo lunes se verá acompañado de una bajada de temperaturas que dejará la cota de nieve el sábado y el domingo en los 1.200 metros en el norte y los 1.500 en el sur y que descenderá hasta los 900 metros el lunes en la zona centro y norte.

Fin de semana frío, con lluvia, nieve y viento fuerte

La entrada mañana de un frente frío que va a recorrer España de norte a sur producirá un “empeoramiento significativo” del tiempo en gran parte del país caracterizado por una sensación térmica muy fría, nevadas importantes, viento y fuerte oleaje en el Cantábrico.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Rivera, ha explicado a Efe que ese frente frío provocará la presencia de vientos muy fuertes del noroeste que arrastrarán una masa de aire más frío.

Esto va a dar lugar a un incremento de las precipitaciones en el tercio norte peninsular y a un descenso de la cota de nieve, que se situará mañana en 800 metros en Pirineos, 1.000 metros en la Cordillera Cantábrica y 1.200 metros en la zona centro.

Además, el viento puede superar los 100 kilómetros por hora en el área cantábrica y los 80 kilómetros en puntos del interior peninsular.

Ello, unido al descenso de temperaturas -aunque no será demasiado significativo-, “va a dar una sensación térmica muy fría”, según Rivera.

El portavoz de la Aemet ha llamado también la atención sobre el estado del mar en el litoral cantábrico, donde el domingo se activará la alerta roja (riesgo extremo) ante la previsión de que se produzcan olas de nueve metros de altura.

Esta situación durará hasta el lunes, ya que el martes se espera una disminución de la fuerza del viento, un descenso también de las precipitaciones y un ligero aumento de las temperaturas máximas.

EFE

El huracán Ida toca tierra en la costa este de Nicaragua

El ojo del huracán “Ida”, con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, tocó hoy tierra en el centro de la costa este de Nicaragua, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

Los meteorólogos del CNH, con sede en Miami, indicaron que el ojo de “Ida” estaba localizado a las 15.00 GMT cerca de la latitud 13,1 grados norte y de la longitud 83,7 grados oeste, a unos 125 kilómetros al norte de Bluefields y a 105 kilómetros al sur-suroeste de Puerto Cabezas.

Permanece vigente un aviso de huracán (paso del sistema en 24 horas) para el este de la costa nicaragüense desde Bluefields hacia el norte hasta Puerto Cabezas.

Se desplaza hacia el noroeste a 9 kilómetros por hora y se espera un giro hacia el norte-noroeste hoy en la tarde con un cambio de trayectoria hacia el norte mañana, viernes.

Según las proyecciones del CNH, “el centro de ‘Ida’ se moverá a través del este de Nicaragua y Honduras durante las próximas 48 horas”.

“Ida” es un huracán de categoría uno en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, y los meteorólogos esperan que se desplace hoy hacia el interior de Nicaragua y “se degrade a tormenta tropical en la tarde”.

Está activa una vigilancia de huracán (paso del sistema en 36 horas) para la costa este de Nicaragua, desde el norte de Puerto Cabezas hasta la frontera con Honduras.

Se pronostica que producirá torrenciales lluvias a lo largo del este de Nicaragua y de Honduras, que podrían causar inundaciones y deslizamientos de tierra, advirtieron los meteorólogos.

La temporada de huracanes en el Atlántico comenzó el 1 de junio y finaliza el próximo 30 de noviembre.

Hasta ahora se han formado nueve tormentas tropicales, incluyendo a “Ida”, y tres huracanes, dos de ellos de categoría mayor en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco.

En su pronóstico a inicios de agosto, la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos vaticinó la formación de siete a once tormentas tropicales y de tres a seis huracanes, de los que uno o dos podrían ser de categoría 3, 4 ó 5 en la escala Saffir-Simpson.

EFE

Rick se convierte en huracán de categoría 4 y es extremadamente peligroso

El huracán “Rick”, frente a las costas del oeste de México, alcanzó rápidamente la categoría 4, con vientos superiores a los 216 kilómetros por hora, y es “extremadamente peligroso”, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes.

Según el centro, “Rick” se encuentra a unos 400 kilómetros al sureste de Acapulco y avanza a una velocidad de 19 kilómetros por hora en dirección oeste-noroeste, paralelo a la costa mexicana.

El huracán, que el viernes por la noche aún tenía solo categoría 2, podría cobrar aún más fuerza y alcanzar la categoría 5 esta noche, indicó el centro.

Con anterioridad, las autoridades mexicanas habían alertado de que las áreas afectadas sufrirán precipitaciones de fuertes a intensas, vientos fuertes y elevado oleaje, por lo que se recomienda a los navegantes extremar precauciones en las inmediaciones del sistema.

EFE

El tifón Melor golpea el sur de Japón

Un fuerte tifón con ráfagas de hasta 216 kilómetros por hora se dirige hacia el sur de Japón y ya ha golpeado la costa este del sur del país con vientos superiores a los 90 kilómetros hora, informan hoy los medios locales.

El tifón “Melor” se encontraba a las 18.00 hora local (09.00 GMT) al este de la isla meridional de Kyushu, viajando a una velocidad de 40 kilómetros por hora y en dirección noreste, según la Agencia Meteorológica de Japón.

Hasta el momento han sido cancelados 148 vuelos con salida o llegada a las islas Kyushu y Okinawa, mientras que se espera que el área de vientos por encima de los 92 kilómetros horas afecte la isla de Honshu, la mayor de Japón y en la que se encuentra Tokio, en las próximas 24 horas.

Además 7.000 hogares en la isla de Kyushu se quedaron sin electricidad, mientras que en Okinawa 600 casas sufrieron cortes de luz y otras cinco resultaron dañadas, informó la televisión NHK.

Una portavoz del Servicio Meteorológico de Japón explicó a Efe que el tifón es “muy fuerte” y que se espera que la presión central en el ojo del tifón llegué a los 950 hectopascales, por lo que sería el más fuerte desde julio de 2007. Los efectos de “Melor”, cuyo centro se espera que toque tierra esta madrugada en Japón, ya se notan.

Durante todo el día de hoy las lluvias han caído con fuerza en Tokio y se espera que se incrementen las precipitaciones a última hora de hoy en el sur del país y la costa del Pacífico. Debido a la cercanía de “Melor” al archipiélago se ha declarado el cierre de universidades, colegios e instalaciones deportivas en distintas zonas del país, entre ellas Tokio.

Se trata del 18 tifón de la temporada en Japón aunque puede ser el primero en dos años que toque tierra sobre la superficie nipona debido a que en 2008 el núcleo de las tormentas tropicales se quedaron en la costa, según la Agencia Meteorológica de Japón.

En agosto pasado, el tifón “Etau” azotó la costa oeste de Hyogo (sur de Japón) sin llegar a tocar tierra en el territorio, pero causó más de una veintena de muertos.

EFE

Lluvias intensas el fin de semana en el Mediterráneo

Una nueva borrasca, procedente del Atlántico, entrará en la península por el Estrecho y provocará intensas lluvias en el litoral mediterráneo durante todo el fin de semana.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha informado hoy de que se trata de una depresión aislada en niveles altos de la atmósfera que se está desplazando desde el área de Madeira hacia el norte de África.

Esa depresión provocará una fuerte inestabilidad en el área del Estrecho, ya que coincidirá con una masa de aire muy húmeda de origen subtropical y con un flujo moderado de levante a nivel del mar.

Todo ello originará abundante nubosidad en la zona, con frecuentes lluvias y chubascos, en ocasiones intensos o muy intensos, persistentes y acompañados de tormenta.

La situación se irá extendiendo, en el transcurso del sábado, a toda el área de Alborán y el extremo sureste peninsular, y durante el domingo al cuadrante suroriental de la península.

Entre el domingo 27 y el lunes 28 las precipitaciones se extenderán probablemente por el Levante, Baleares, el sur de Cataluña y la zona centro, y se desplazarán las fuertes tormentas hasta el litoral de Levante.

La fuerte inestabilidad se mantendrá hasta el martes 29 y se espera que tienda a disminuir sensiblemente el miércoles 30.

En las zonas de fuertes tormentas se registrarán también vientos fuertes, especialmente en la costa y en el mar, donde habrá temporalmente áreas de mar gruesa en la zona de Alborán durante el sábado y el domingo.

EFE

Tiempo inestable generalizado hasta el domingo

La entrada en la península las próximas horas de una depresión aislada en niveles altos procedente del interior de Europa generará fuerte inestabilidad en gran parte del área peninsular y en Baleares, una situación que persistirá en buena parte del país hasta el próximo domingo.

Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la inestabilidad, ya reinante en parte de España, se prolongará en los próximos días por la llegada de esta depresión, que no afectará a Canarias.

La máxima inestabilidad hoy se centra en el área mediterránea, donde continuarán produciéndose chubascos y tormentas fuertes, y, a partir de últimas horas, también se esperan en el litoral cantábrico.

A lo largo de la semana, los chubascos y tormentas, ocasionalmente fuertes, se prevén distribuidos de forma irregular por las comunidades peninsulares y área mediterránea.

En principio, es probable que las zonas más afectadas por esta situación correspondan al área cantábrica, zona centro peninsular y área mediterránea, aunque la evolución de este tipo de situaciones presenta un cierto grado de incertidumbre.

Por ello, la Aemet recomienda prestar atención a la actualización de los avisos de fenómenos adversos.

EFE

Tiempo otoñal con lluvias en casi toda España

El tiempo otoñal, con chubascos, protagonizará todo el fin de semana en gran parte del país, con alerta amarilla (riesgo) este sábado en Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, Valencia, Huelva, Córdoba y Sevilla por fuerte lluvia y tormenta, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Este sábado en las zonas en alerta podrán caer hasta 15 litros por metro cuadrado y habrá tormentas, si bien el aviso amarillo desaparecerá el domingo. En el resto, habrá nubosidad de evolución, salvo en el litoral de Galicia y del Cantábrico, donde estará poco nuboso con algún intervalo nuboso. En Baleares y Canarias habrá intervalos nubosos con posibilidad de que se registre algún chubasco.

En cuanto a las temperaturas, las máximas en la Península irán en ligero o moderado descenso, mientras que las mínimas no experimentarán cambios o en todo caso descenderán ligeramente. En Baleares y Canarias los termómetros no variarán, aunque quizá puedan bajar sus valores de forma ligera.

El domingo, los chubascos serán débiles o moderados, localmente acompañados de tormenta, en el sur de Extremadura, sur de Castilla-La Mancha, sur de la Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Ceuta y Melilla. Serán probables también en el sur y este de Aragón, Cataluña, Sistema Central y el resto de Extremadura, de Castilla-La Mancha y de la Comunidad Valenciana. En el resto de la península predominarán los cielos poco nubosos o despejados.

EUROPA PRESS

La tormenta tropical Fred cobra fuerza

La tormenta tropical “Fred” cobró hoy fuerza al suroeste del archipiélago africano de Cabo Verde al alcanzar sus vientos máximos sostenidos los 85 kilómetros por hora y podría convertirse en un ciclón, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU.

El CNH indicó en su boletín de las 09.00 GMT que “Fred”, la sexta tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, podría convertirse en un ciclón en las próximas 48 horas.

Una tormenta tropical se convierte en huracán cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 119 kilómetro por hora en la escala de intensidad de Saffir-Simpson.

“Fred” estaba localizado a esa hora cerca de la latitud 11,8 grados norte y de la longitud 27,3 grados oeste, a unos 460 kilómetros al suroeste de las islas de Cabo Verde.

El fenómeno meteorológico se mueve hacia el oeste con una velocidad de traslación de unos 24 kilómetros por hora y se espera un giro gradual hacia el oeste-noroeste con una disminución de su velocidad en los próximos días.

La temporada de huracanes en la cuenca atlántica comienza el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre.

Se han formado hasta ahora seis tormentas tropicales y el huracán “Bill”.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de EEUU en su pronostico actualizado a inicios de agosto vaticinó la formación de entre 7 y 11 tormentas tropicales y de 3 a 6 huracanes, de los que uno o dos podrían ser de categoría 3,4 ó 5, las mayores en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

EFE

Jimena regresa a tierra como depresión tropical

Jimena regresó convertida en depresión tropical a la península de Baja California, en el noroeste de México, mientras que los remanentes del fenómeno provocaron inundaciones y aislamiento en comunidades del estado de Sonora, de acuerdo con la oficina de Protección Civil estatal.

“El centro de Jimena, por tercera vez, toca tierra en Baja California”, informó el Servicio Metereológico de México (SMN), al precisar que tiene vientos sostenidos de 45 km/h y rachas de 65 km/h al noroeste de la comunidad de Santa Rosalía y muy cerca de la costa del Golfo de California.

‘Jimena’ tocó tierra el miércoles como huracán en la porción centro-sur de la extensa península de Baja California, regresó momentáneamente al Pacífico para internarse en tierra y salir por el Golfo de California, en cuya costa está el distrito de Sonora.

El fenómeno meteorológico ha afectado el norte del Pacífico mexicano durante toda la semana, después de que comenzara a aproximarse a la Península de Baja California hasta con vientos de 250 km/h, donde dejó un muerto.

En Sonora (noroeste), al menos las ciudades de “Guaymas y Empalme están incomunicadas; no hay luz, ni comunicación telefónica y los caminos están cerrados”, dijo a la AFP Marco Antonio Márquez, de Protección Civil estatal.

“El 70% de esas ciudades está inundado y en algunos lugares el agua subió tanto que la gente tuvo que resguardarse en los techos de sus domicilios”, añadió Márquez.

La única víctima del fenómeno climático pereció en el estado de Baja California sur. Se trata de un anciano que se negó a ser evacuado y murió ahogado en su domicilio.

AFP

Jimena pierde fuerza

Jimena concede una pequeña tregua. El huracán continúa debilitándose y ha bajado su intensidad a categoría dos en la escala Saffir-Simpson, de cinco niveles, aunque continúa siendo muy peligroso, según ha informado el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de México.

“El peligroso huracán Jimena, de categoría 2, se mueve muy cerca de Baja California Sur, origina tiempo muy severo y se debilita paulatinamente”, indica el último boletín del SMN, emitido a las 02.00 hora local (07.00 GMT). Jimena comenzó a golpear esta madrugada la península mexicana de Baja California y el ojo del huracán se encuentra a 110 kilómetros al sur de Puerto Cortés. Cada vez se aproxima más a la costa y está previsto que alcance esa localidad en las próximas horas, acompañado de fuertes lluvias, vientos y oleaje.

Los vientos sostenidos de 175 kilómetros por hora y rachas de 210 kilómetros por hora que acompañan a Jimena ya se están presentado en la costa occidental del municipio de la Paz y eventualmente sobre el de Los Cabos. El SMN indica que Jimena ha comenzado a modificar ligeramente su trayectoria y velocidad, por lo que se acerca a la parte central de la costa occidental de Baja California Sur, además de alertar de que el huracán origina “fuerte convección” tanto en esa península como en Sinaloa, Durango y Nayarit. En las localidades de Cabo San Lucas y San Jose del Cabo, donde está ya golpeando la “muralla” del huracán, el Ejército mexicano instaló cuatro albergues que son atendidos por 120 solados.

Además, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) envió a la zona un avión C-130 con equipo médico y de intendencia para apoyar el trabajo del personal militar que participa en el Plan DN III, que se aplica en situaciones de desastre. El impacto del ciclón ya se ha dejado sentir en las últimas horas en Baja California. Su fuerza amenaza la zona turística de Los Cabos, en la punta de esta península del noroeste mexicano. Está previsto que azote sobre todo el sur y centro de la península, donde se halla el santuario natural de reproducción las ballenas grises Guerrero Negro. En esta región, el Gobierno mexicano ha decretado la alerta naranja, que advierte sobre la extrema peligrosidad de Jimena y ha comenzado la evacuación de personas de lugares de alto riesgo y su traslado a refugios temporales.

5.000 personas desalojadas

Hasta el momento, 5.000 personas han sido desalojadas de sus viviendas, de las que unas 2.000 permanecen en albergues, según informa la prensa mexicana. Tras alcanzar la categoría 5 el lunes por la noche, Jimena continuó este martes su trayectoria hacia la costa mexicana aunque con menos fuerza. El Centro Nacional de Huracanes de EE UU ha dicho que tras alcanzar el martes el área de Los Cabos, el fenómeno se desplazará tierra adentro el miércoles, volcando ente 130 y 250 milímetros de lluvias en la parte sur de Baja California.

Se trata del huracán más fuerte que ha golpeado la región en los últimos años, han informado fuentes de Protección Civil de Baja California, que han mencionado a Kiko, que en 1989 llegó a nivel 3, como uno de los peores ciclones sufridos en la zona. Según la Comisión Nacional del Agua, el último huracán de intensidad parecida llegado al noroeste del país fue Lane, que golpeó Sinaloa con categoría 3 en 2006. En 2002, Kenna había llegado con categoría 5 pero un poco más al sur, concretamente a las costas de Jalisco, Nayarit y parte de Sinaloa.

EFE

Cerrar
E-mail It