“La Niña”, más fuerte en décadas, afectará Centroamérica hasta mediados de 2011

El fenómeno meteorológico “La Niña”, que inició en mayo del año pasado y ha sido calificado por científicos como el más fuerte en décadas, afectará Centroamérica hasta al menos la mitad del año, confirmaron especialistas en la materia.

El jefe de Pronósticos del Instituto Meteorológico Nacional de Costa Rica (IMN), Werner Stolz, explicó hoy a Efe que, de acuerdo con centros estadounidenses y la NASA, “La Niña” alcanzó su máxima intensidad el pasado diciembre, causando un descenso de hasta 1,5 grados Celsius en la temperatura del Pacífico.

Los científicos esperan que a partir de este mes el fenómeno empiece a debilitarse, pero aun no hay consenso sobre cuánto tiempo más permanecerá “La Niña” en el Pacífico, pues para algunos podría extenderse por casi todo el año.

“Aunque no podemos aun pronosticar una fecha definitiva para que el fenómeno finalice”, dijo Stolz “usualmente “La Niña” tiene una duración de entre 12 y 18 meses, por lo que debería concluir a mediados de este año, aunque tenemos que seguir estudiando su evolución”.

“La Niña”, que provoca un enfriamiento en las aguas del océano Pacífico, ocasionará un inicio de la temporada lluviosa con niveles de precipitación por encima de lo normal, a partir de abril o mayo.

“‘La Niña’ no es el único ingrediente de la receta, pero si ésta continúa, Centroamérica tendrá mayores niveles de precipitación en la costa pacífica y en las partes centrales”, puntualizó Stolz.

Hasta ahora se relaciona a este fenómeno con las fuertes inundaciones en Australia en las últimas semanas, que han dejado un saldo de más de una decena de muertos y 200.000 damnificados, así como con las precipitaciones en Filipinas, Sri Lanka y Brasil.

En Centroamérica el año pasado afectó especialmente a Costa Rica, y los especialistas advierten que si “La Niña” coincide con un calentamiento de las aguas del Atlántico, la posibilidad de que se formen huracanes en el Caribe aumenta también.

EFE

La temporada de huracanes fue muy activa

La temporada de huracanes del Atlántico de este año, que oficialmente concluye el próximo martes, pasará a la historia como una de las más activas con la formación de 12 ciclones y 19 tormentas, pero también como una de las menos destructivas.

A diferencia de la temporada del 2009, la de este año ha registrado cuatro huracanes de categoría cuatro en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, con vientos superiores a los 210 kilómetros por hora.

De hecho, esta temporada pasará a los anales meteorológicos como la tercera más activa y la segunda con mayor cifra de huracanes, sólo eclipsada por los 15 huracanes que se contabilizaron en 2005, según datos del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

Los pronósticos de los expertos se cumplieron en cuanto al número e intensidad de los fenómenos meteorológicos, pero no hubo que lamentar un reguero de destrucción y muerte como en 2005 y 2008, algo que muchos temían que pudiera volverse a repetir esta temporada.

“Esta temporada de huracanes ha sido muy activa en el Atlántico, pero menos destructiva que otros años, y las cifras provisionales apuntan a más de un centenar de muertos”, dijo a Efe Lixon Ávila, especialista en huracanes del CNH.

Destacó que, “afortunadamente”, muchos de los huracanes se formaron en la costa africana y sus “trayectorias se mantuvieron sobre las aguas del Atlántico”, gracias a una “zona de bajas presiones a lo largo de la costa este de EE.UU.”, que actuó como un escudo protector, puntualizó.

Ávila aclaró que la “debilidad del pronóstico” radica en que sólo se vaticina el número e intensidad de los huracanes, “nunca, en todo caso, hacia dónde se dirigen”.

Pero en la mente de muchos estaba el recuerdo de la temporada ciclónica del 2005, cuando el huracán “Katrina” se cobró la vida de 1.500 personas en EE.UU., principalmente en el estado de Luisiana, y causó daños por valor de 81.000 millones de dólares, según cifras del CNH.

Los expertos lo señalan como el tercer desastre natural más mortífero y destructor que se ha producido en EE.UU., tras el huracán de 1926 que azotó Miami y mató entre 8.000 y 12.000 personas y el que embistió a Galveston (Texas), en 1900, y dejó entre 2.500 y 3.000 muertos.

Además de EE.UU., otra zona geográfica que se libró del azote de los ciclones fue el Caribe, que no sufrió esta temporada el “efecto enorme que tuvieron los ciclones” en años pasados, comentó Ávila.

En ese sentido, las tormentas y ciclones dieron un cierto respiro a Cuba y especialmente a la ya devastada Haití, esta última tan duramente castigada en 2008, cuando se registraron cerca de 800 muertos y unos 800.000 damnificados.

No obstante, el huracán “Tomás”, el último de esta temporada ciclónica, que concluye formalmente el próximo martes, causó estragos a su paso por el Caribe a principios de noviembre: al menos 21 muertos en Haití, 14 en Santa Lucía y uno en San Vicente y las Granadinas.

Y en Costa Rica, los aguaceros e inundaciones producidos indirectamente por “Tomás” causaron la muerte de al menos 22 personas.

Pero los países caribeños y Estados Unidos se beneficiaron de una cierta tregua. Las ocho tormentas (cuatro de ellas devinieron en huracanes) que se formaron en aguas del oeste africano se desviaron hacia el noroeste o noreste, lo que desactivó su impacto potencialmente destructor.

La tormenta tropical “Bonnie”, a finales de junio, fue el único fenómeno meteorológico que tocó tierra en la costa estadounidense, concretamente en la bahía de Biscayne (Florida), y causó pocos daños.

No corrió igual suerte el territorio mexicano en el Golfo de México, ya que fue quizá el más castigado, al sufrir el embate de dos terribles huracanes, “Alex” y “Karl”, y el asalto de la tormenta tropical “Matthew”, que causaron un total de 40 muertos.

La temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzó el 1 de junio, arrancó con los peores augurios: los grandes aguaceros que dejó ese mes “Alex”, el primer huracán de la temporada, que se formó como tormenta al oeste del Caribe, causó 12 muertos a su paso por Centroamérica: cinco en Nicaragua, dos en Guatemala y otros cinco en El Salvador.

Tras emerger en el Golfo de México, golpeó en la costa noreste mexicana como huracán de categoría dos y avanzó por el norte del país, donde dejó veinte muertos y cuantiosos daños.

“Alex” fue también el primer ciclón que se forma en la cuenca atlántica en el mes de junio desde 1995 y el más poderoso desde “Alma” en 1966.

México fue de nuevo embestido en septiembre por otro huracán, “Karl”, de categoría tres, que descargó su furia en el estado mexicano de Veracruz y dejo un millón de personas damnificadas, 150.000 evacuados, doce muertos y daño por unos 3.900 millones de dólares.

Un factor determinante que gravitó sobre la intensidad y cantidad de huracanes en la cuenca atlántica fue la ausencia del fenómeno “El Niño”, que se desarrolla en el Pacífico, y tiene una conexión directa con la atmósfera del Atlántico.

“El Niño” inhibe la formación de huracanes en el Atlántico y tiene un efecto contrario en el Pacífico tropical. El actual periodo de gran actividad ciclónica comenzó en 1995 y generalmente dura de 20 a 30 años.

EFE

Tras un invierno extremadamente lluvioso, llega una primavera sin sorpresas

La primavera, que comienza el domingo, no parece que vaya a traer sorpresas en cuanto a precipitaciones ni temperaturas, que se situarán en los valores normales de esta época del año, después de un invierno extremadamente lluvioso y algo más frío de lo normal.

Así se desprende de la predicción estacional realizada por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) dada a conocer hoy por su portavoz, Ángel Rivera, en una rueda de prensa en la que, además, ha facilitado el balance del invierno que está a punto de finalizar, que “por muy poco no ha sido el más lluvioso desde 1947″.

Rivera ha explicado también las situaciones más significativas que se han dado este invierno, entre ellas, la denominada “ciclogénesis explosiva”, un fenómeno extremo que barrió la península de suroeste a noroeste entre el 25 y el 28 de febrero, que produjo vientos de hasta 182 kilómetros por hora, fuerte oleaje e intensas lluvias.

“Es difícil recordar un temporal tan fuerte” como este, ha subrayado Rivera.

El portavoz de la Aemet ha informado, además, del Día Meteorológico Mundial, que se celebrará el próximo 23 de marzo, y que este año conmemora el 60 aniversario de la creación de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

En cuanto a la predicción para la primavera, que “no tiene una fiabilidad elevada”, Rivera ha señalado que “se corta un poco el régimen de precipitaciones” del invierno, que se situarán en torno a los valores normales, salvo en zonas del levante y Baleares, del suroeste peninsular y de Canarias, donde pueden estar ligeramente por debajo de lo habitual.

Tampoco se aprecian “señales significativas” ni en la península ni en Baleares respecto a las temperaturas, por lo que lo más probable es que se sitúen alrededor de los valores normales, aunque en Canarias se prevé una “clara” tendencia a que el termómetro suba por encima de lo normal.

A pesar de que la percepción general es de un invierno muy frío por la preponderancia de lluvia, viento y cielo nublado, Rivera ha asegurado que las temperaturas medias sólo se han quedado dos décimas por debajo de su valor medio normal (7,9 grados frente a 7,7 grados).

Febrero ha sido el mes mas frío del trimestre, en términos generales, aunque el récord de temperatura más baja se alcanzó la madrugada del 20 de diciembre en Burgos (Villafría) con 17 grados bajo cero.

“Lo que ha sido verdaderamente noticia” este invierno han sido las precipitaciones, que han alcanzado una media de 400 litros por metro cuadrado, prácticamente el doble del valor medio para la estación.

Además, en zonas como la costa sur andaluza, las lluvias acumuladas llegaron a superar el triple de la media, “lo que justifica de sobra todos los problemas que causaron las inundaciones” en esta comunidad, según Rivera.

Estos datos sitúan a este invierno como el tercero más lluvioso desde 1947, sólo superado por los de 1978-79 y 1995-96.

Además de la “ciclogénesis explosiva, este invierno se han registrado “un elevado número de situaciones meteorológicas adversas”, que han afectado a todas las comunidades y han ocasionado la pérdida de vidas humanas y cuantiosos daños materiales.

Ello se ha debido a la presencia casi permanente de una corriente en chorro en los niveles altos de la atmósfera que ha originado la formación de un amplio número de borrascas en el atlántico, que las ha dirigido hacia Canarias y la península.

Entre ellas, Rivera ha destacado la que se situó entre finales de enero y principios de febrero al oeste de Canarias que provocó lluvias fuertes y persistentes en el archipiélago y que, aunque se llegó a calificar de tormenta tropical, fue una “borrasca híbrida”, que presentó algunas características de las tormentas tropicales.

Todos estos fenómenos adversos han hecho que la web de la AEMET haya batido todos los registros de consultas y ha sido la página institucional más visitada de España.

En cuanto al balance del 2009, en conjunto, ha tenido un carácter muy cálido, con una temperatura media de 15,78 grados (1,16 por encima de la media del periodo 1971-2000), lo que le sitúa como el tercer año más caluroso de los últimos 50 años.

En lo que llevamos de año hidrológico (se inició el 1 de octubre), las precipitaciones acumuladas son de 520 litros por metro cuadrado, cantidad que supera ya en un 43% el valor normal correspondiente al mismo periodo.

EFE

Los efectos de El Niño persistirán en el Hemisferio Norte

Los efectos del fenómeno meteorológico de El Niño sobre las condiciones del tiempo en todo el mundo persistirán en los próximos meses, anunció hoy el Centro de Predicciones Climáticas.

El organismo agregó que El Niño se fortaleció durante diciembre de 2009 como consecuencia de un aumento de las temperaturas en el océano Pacífico.

Añadió que específicamente, esos efectos se harán sentir en los primeros meses de la primavera boreal que termina en junio, mes en que se inicia la temporada anual de huracanes provenientes del Atlántico.

“Sin importar cuál sea la fortaleza máxima, se espera que El Niño continúe ejerciendo una influencia significativa en el tiempo y el clima global durante los próximos meses”, añadió el informe del Centro de Predicciones Climáticas, una división de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA)

Sin embargo, el informe mensual del Centro de Predicciones Climáticas indicó que no existe acuerdo sobre cuál será el momento de mayor fortaleza del fenómeno.

“La mayoría de los modelos sugieren que las anomalías para la región de El Niño comenzarán a disminuir temprano en 2010, pero El Niño persistirá hasta abril-mayo-junio de 2010″, indicó.

Según el informe, se espera que los principales impactos del fenómeno sean condiciones más secas que lo normal sobre Indonesia y un aumento en la convección sobre el Océano Pacífico central, el cual se desplazará hacia el este e influirá en sectores del Pacífico este ecuatorial, al igual que los sectores costeros de Perú y Ecuador.

Para el territorio continental de EE.UU., el impacto potencial incluye precipitación sobre lo normal para la parte sur de la nación, con precipitación bajo lo normal para el noroeste y en los valles de Ohio y Tennessee, detalla el informe.

EFE

El año termina con lluvias y 2010 comienza con lluvias

Las lluvias que los sucesivos frentes de suroeste están dejando en buena parte de España disminuirán a partir de este miércoles por la tarde, cuando llegará un frente atlántico que traerá un tiempo más seco, pero también más frío, de modo que 2010 comenzará con temperaturas invernales y “acordes” a esta época del año, pero el segundo día del año de 2010 traerá nuevamente precipitaciones generalizadas en buena parte de la Península, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el portavoz de la AEMET, Ángel Rivera, explicó a Europa Press que esta semana de temporal de suroeste, “con vientos ábregos que tanto se echaban en falta” dejaron “buenas cantidades de lluvia”, que fueron “bastante notables, sobre todo en el suroeste y centro de la Península”. Concretamente, en Grazalema se acumuló durante toda la semana de temporal un total de 700 litros por metro cuadrado; entre 200 y 300 litros por metro cuadrado, en áreas de Cádiz y Huelva y hasta 200 litros por metro cuadrado en áreas de Extremadura, sobre todo en el norte. Mientras, en algunos puntos de Ciudad Real y del norte de Córdoba se acumularon unos 150 litros por metro cuadrado.

Además, destacó que a causa de las “sucesivas” precipitaciones, las temperaturas subieron “notablemente”, hasta alcanzar este domingo, 27 de diciembre, los 17,8 grados centígrados de máxima en Murcia y Almería y una mínima de -0,2 grados bajo cero en León.

Ante esta situación, Rivera explicó que el temporal de suroeste que afecta a España entrará hoy en una primera fase, que durará hasta el miércoles, en la cual el viento del suroeste seguirá arrastrando frentes atlánticos, afectando sobre todo al suroeste y al centro de la Península, a puntos de Cataluña y “algo” a Baleares. También, indicó que se prevén lluvias abundantes en Galicia, donde irán acompañadas de vientos fuertes.

Durante esta semana, los termómetros subirán desde hoy “bastante” tanto las máximas como las mínimas en la vertiente atlántica y mañana martes, “lo harán todavía más”, llegando a ser “verdaderamente altas”: en la costa cantábrica y mediterránea se pueden llegar a tocar los 20 grados centígrados; los 15 grados centígrados en puntos del centro peninsular de máxima; en Andalucía, 17 o 18 grados centígrados.

Ya el miércoles por la tarde o el jueves por la mañana, el viento “girará” y pasará a soplar desde el oeste, lo que “implica” masas atlánticas menos cálidas y que darán lugar a un tiempo “más seco” y a un descenso de las temperaturas, a razón de entre “dos y tres grados cada día” hasta que el viernes, el primer día de 2010, se registren “temperaturas muy propias de ésta época”.

Asimismo, la “tercera fase” de este temporal hará que, según el portavoz de la AEMET, entre la tarde del viernes y la tarde del sábado, “prácticamente sólo quedarán precipitaciones en el noroeste de la Península. Entonces, se espera un tiempo más seco, con una cota de nieve situada en los 1.000 metros de altura, por lo que podrían volver las nevadas.

Rivera pronosticó que del 2 al 5 de enero de 2010 se espera como “probable” que un nuevo frente atlántico traiga nuevamente precipitaciones al noroeste y al oeste de la Península que se irán extendiendo progresivamente el lunes y el martes hacia el este y el sur. Estas lluvias harán subir las temperaturas de forma generalizada entre el sábado y el domingo, ya que la cota de nieve estará “bastante alta”. Mientras, se prevé que el viento sople, en la Península y Baleares en general con carácter de suroeste moderado y con intervalos de fuerte en los litorales y las zonas altas. En Canarias, el viento será de oeste moderado.

EUROPA PRESS

El Niño se intensifica y durará hasta la primavera del 2010

El Centro de Predicciones Climáticas (CPC) de Estados Unidos advirtió hoy que el fenómeno atmosférico conocido como El Niño se intensificó durante los meses de octubre y noviembre y se espera que persista hasta la primavera del 2010.

CPC, una organización que depende de la Agencia Nacional Atmosférica y Oceánica (NOAA por sus siglas en inglés), añadió que el fortalecimiento es consecuencia de “las anomalías en las temperaturas de la superficie del mar” en la zona este y central del océano Pacífico donde las aguas son más cálidas de lo normal.

Las consecuencias de diciembre a febrero de la fortaleza de El Niño serán “un aumento de las precipitaciones sobre el océano Pacífico central tropical y una continuación de condiciones más secas de lo normal sobre Indonesia”.

“También es posible que ocurra un calentamiento en el extremo oriental del Pacífico ecuatorial durante los próximos meses con el potencial de producir un aumento en la precipitación en sectores de Perú y Ecuador” añadió el organismo.

En Estados Unidos las consecuencias serán precipitaciones por encima de los normales en el sur del país y por debajo de lo normal en el noroeste del Pacífico, Ohio y Tennessee. En los estados del norte, la temperaturas estarán por encima de lo normal mientras que en los del sureste estarán por debajo.

En su informe mensual, CPC dijo que “sin importar cuál sea la fortaleza máxima, se espera que El Niño continúe ejerciendo una influencia significativa en el tiempo y el clima global durante los próximos meses”.

Las previsiones para los meses de noviembre, diciembre y enero señalan que la temperatura de la superficie del mar oscilará entre 0,5 y 2 grados centígrados por encima de lo normal.

El pronóstico de los científicos estadounidense es que las anomalías en la temperatura de la superficie del mar empiecen a disminuir a principios del 2010 pero que El Niño persista hasta el periodo marzo-abril-mayo del próximo año.

EFE

Estación meteorológica PCE-FWS 20 con pantalla táctil

Esta estación meteorológica es un equipo multifuncional que cubrirá tus expectativas, tanto en el ámbito privado y el profesional. Te permite detectar de forma precisa la dirección del viento, la velocidad del viento, la temperatura, la humedad relativa y la pluviosidad.

Esta es sólo una pequeña selección de las prestaciones que ofrece esta estación meteorológica. Además tiene la posibilidad de activar diferentes funciones de alarma en la estación meteorológica (velocidad del aire, presión atmosférica, etc.).

Con la ayuda de esta estación meteorológica podrás decidir entre otras cosas, qué clase de ropa sería apropiada ponerse, o si debes regar el jardín o no, o bien si es oportuno montar tu telescopio de aficionado para observar y si decides montarlo conocer las codiciones atmosféricas para la observación: humedad, velocidad del viento, temperatura exterior… y mucho más.

Los valores meteorológicos se envían por radio a la base a una distancia máxima de 100 metros. Esta estación meteorológica está equipada con la última tecnología en el análisis meteorológico. La pantalla táctil te permite recuperar de forma muy sencilla los valores de la estación meteorológica.

El puerto USB, que incluye el cable USB, te permite transmitir los datos de la estación meteorológica a tu PC o portátil. Estos datos van acompañados de fecha y hora para poder analizarlos en período de tiempo más largo. Aquí puedes memorizar los valores meteorológicos de forma ilimitada. El software de análisis que se incluye en el envío, te permite analizar y comparar la fluctuación meteorológica mediante gráficos y diagramas a través de un tiempo prolongado.

Incluyen en el envío todo lo que necesitas para puesta en marcha de la estación meteorológica (excepto las pilas). Su montaje es relativamente sencillo, yo he tardado poco más de una hora incluyendo la colocación de un mástil donde fijar la estación.

Una vez montada siguiendo las instrucciones en español, colocas las pilas y enseguida comienzas a recibir los datos, que son bastante fiables ya que los he comparado con los recibidos por otra estación meteorológica que tengo en la terraza de casa.

En resumen es una gran estación meteorológica para el excelente precio que tiene (alrededor de los 80 euros), a la que le echo de menos poder conectarla a un servidor para generar una página web, pero a la vez muestra un gran número de datos, más que suficientes para conocer la meteorología local de donde vives.

Funciones de la estación base

- Temperatura interior en grados Celsius o Fahrenheit

- Temperatura exterior en grados Celsius o Fahrenheit

- Humedad relativa interior

- Humedad relativa exterior

- Indicación de la presión atmosférica en inHG o hPa

- Selección de presión atmosférica relativa o absoluta

- Indicación de la pluviometría en mm o inch

- Indicación de la pluviometría para 1 hora, 24 hora, 1 semana, 1 mes o desde la última puesta a cero

- Selección de la velocidad del viento en mph, km/h, m/s, nudos o Beaufort

- Indicación de la dirección del viento

- Indicador de temperatura Wind Chill (sensación térmica)

- Indicación del punto de rocío

- Previsión del tiempo

- Tendencia de la previsión del tiempo

- Aviso de tormenta

- Indicación de los valores meteorológicos

- Funciones de alarma programables para diferentes valores meteorológicos

- Memoriza los valores máximo y mínimo recibidos

- Pantalla LED con iluminación de fondo

- Reloj por radio

- Indicación en 12 o 24 horas

- Calendario

- Ajuste de la franja horaria

- Función de ahorro energético

- Posibilidad de montarlo en la pared o instalarlo de pie

- Ajuste permanente de los valores meteorológicos y el reloj por radio

Estación meteorológica PCE-FWS 20

Meteorología informa sobre la calidad del aire en España

A partir de junio, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) facilita información sobre la calidad del aire en España y el grado de contaminación transfronteriza que hay en la atmósfera peninsular.

El objetivo de la Agencia no es medir la contaminación de las zonas urbanas, porque eso ya lo hacen los ayuntamientos, sino conocer cuál es la calidad del aire global o “de fondo” que hay en España y si llegan muchos contaminantes desde otros países, explica el jefe del Departamento de Producción de la AEMET, Fermín Elizaga.

Por eso, las muestras se tomarán en trece estaciones de vigilancia atmosférica, situadas en áreas rurales y “lejos de núcleos urbanos que puedan adulterar las muestras”, según Elizaga.

Las trece estaciones están situadas en San Pablo de los Montes (Toledo), Noia (A Coruña), Mahón (Menorca), Víznar (Granada), Niembro-Llanes (Asturias), Campisábalos (Guadalajara); Cabo Creus (Girona), Zarra (Valencia), Barcarrota (Badajoz), Peñausende (Zamora), Els Torms (Lleida), O Saviñao (Lugo) y Doñana (Huelva).

Desde estas estaciones, la Agencia tomará muestras de los niveles de ozono, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, y monóxido de nitrógeno que hay en el aire. Además, estas instalaciones atmosféricas medirán la dirección y velocidad del viento, la radiación global, la temperatura, la presión, la humedad y las precipitaciones.

Las muestras, serán analizadas en el laboratorio de referencia del Instituto de Salud Carlos III y, colgadas en la página web de la Agencia: www.aemet.es. La contaminación causa cada año la muerte prematura de más de dos millones de personas en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La calidad del aire viene determinada por aspectos meteorológicos y climáticos como las erupciones volcánicas, los incendios, las emisiones de la vegetación o las sales marinas, y por causas antropogénicas (provocadas por la acción del hombre) como el tráfico, la quema de combustibles fósiles, la minería o la industria.

Todos estos factores dejan una cantidad de gases y partículas en el aire que afectan a la salud humana y provocan asma, cáncer de pulmón, y enfermedades cardíacas, entre otras afecciones. Además, la mala calidad del aire afecta también a la economía, ya que influye en la seguridad alimentaria, los recursos hídricos y el desarrollo sostenible (al dañar plantas, cultivos y ecosistemas).

En España, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental (dependiente de la Secretaría de Estado de Cambio Climático) es la encargada de regular y hacer cumplir las normas de calidad atmosférica, mientras que la AEMET se encarga de tomar muestras y medir los gases y partículas contaminantes que hay en el aire.

OMM elimina nombres de ciclones Gustav, Ike y Paloma

La Organización Meteorológica Mundial decidió retirar de la lista de nombres de ciclones en el Atlántico a Gustav, Ike y Paloma, que dejaron muertes y gran destrucción en 2008 en la región y pérdidas por 10.000 millones de dólares en Cuba.

“La propuesta de quitar de la lista a Gustav y Ike fue hecha por Cuba y estuvo fundamentada en los cuantiosos daños ocasionados por esos dos fenómenos a la economía nacional”, afirmó al diario Granma el jefe del Instituto de Meteorología de Cuba, José Rubiera.

Ambos huracanes y en menor medida el Paloma significaron para los cubanos una de las temporadas de huracanes más devastadoras de su historia, con un saldo de siete muertos, daños en medio millón de viviendas y destrucción de enormes extensiones de cultivos, que provocaron una severa escasez de alimentos.

A sugerencia de Cuba, el Comité de Huracanes de la IV Región de la Organización Meteorológica Mundial, celebrada en Bahamas, decidió sustituirlos por Gonzalo e Isaías. La petición de suprimir a Paloma por Paulette fue de Islas Caimán, territorio muy castigado por ese meteoro, añadió.

Entre los nombres que han sido retirados con anterioridad figuran los mortíferos Flora, Camille, Andrew, Mitch y Katrina, recordó Granma.

La temporada ciclónica del Atlántico se extiende desde el 1 de junio al 30 de noviembre y se considera huracanes cuando sus vientos de rotación pasan los 117 km/h.

Lluvias torrenciales dejan victimas en Marruecos

Veinticuatro personas han muerto en Marruecos desde el 31 de enero como consecuencia de las lluvias torrenciales que han caído sobre el norte y el centro del país, según declararon el sábado pasado fuentes del ministerio del Interior.

Las víctimas murieron en inundaciones de ríos o como consecuencia del hundimiento de sus casas en diferentes regiones, como precisaron las mismas fuentes. Las precipitaciones también provocaron daños materiales en regiones diversas. En la provincia de “Gharb”, en el norte de Rabat, unas 80.000 hectáreas cultivadas han sido inundadas por las lluvias. “Gharb” es una llanura rica y agrícola que se extiende hasta Larache (a 80 Km. hacia el norte) y Meknes (a 120 Km. al este de Rabat), con una superficie de 380.000 hectáreas cultivados.

Según el ministerio del Interior, el desbordamiento de los ríos “Sebou” y “Beht” inundó además más de 2.252 casas y dañó otras 328. Por otro lado, tres embalses regionales totalmente llenos se desbordaron en sus dos riberas, provocando inundaciones.

Según las autoridades “unas 2.000 personas amenazadas por las aguas han sido evacuadas y alojadas en centros de acogida cerca de Sidi Slimane”. En las regiones del centro y del este del país, las lluvias también dañaron cerca de 300 casas.

Las autoridades han asegurado a los secuestrados, alojamiento, repartición de productos alimenticios, cobertura y medicamentos. Cabe recordar que en varias regiones de Marruecos están cayendo precipitaciones de forma copiosa desde septiembre.

La lluvia marcara el puente de la Constitucion

La Agencia Estatal de Meteorología prevé que este fin de semana, que comenzará con la fiesta de la Constitución y concluirá el lunes con la festividad de la Inmaculada, se registren lluvias -de débiles a moderadas- en la mayor parte de la Península y vientos moderados con intervalos fuertes, especialmente en los litorales del norte. Las temperaturas subirán a partir de mañana viernes, pero ya el lunes volverán a descender ligeramente.

Este viernes, el paso de un sistema frontal poco activo dará lugar a precipitaciones débiles a moderadas en el área del Cantábrico Oriental y en los Pirineos occidentales, que serán en forma de nieve a partir de los 1.300 a 1.500 metros de altura.

Además, las precipitaciones se extenderán de forma débil y muy irregular a otros puntos del país. Sin embargo no llegarán al área mediterránea, cuyos cielos estarán poco nubosos. En cuanto a las temperaturas, experimentarán subidas ligeras y destacarán los aumentos que registrarán las mínimas en el interior de la Península.

Sin embargo, el viento será moderado con intervalos fuertes en los litorales del norte peninsular, la costa del Mediterráneo y las Baleares. En Galicia y Cantabria, las olas podrían alcanzar los siete metros. En Canarias, se registrarán intervalos nubosos y vientos moderados.

El día de la Constitución y el domingo 7 de diciembre, entrará una borrasca atlántica que llegará al noroeste de la península, dejando a su paso lluvias débiles a moderadas en el noroeste y serán más frecuentes en Galicia. Las lluvias se extenderán por el suroeste y de forma más irregular al resto de la Península. En el sureste y el área mediterránea, no se esperan lluvias el fin de semana sino que los cielos tendrán intervalos nubosos.

En Canarias es posible que llueva, pero de forma débil. Por lo demás, temperaturas sin cambios y viento de suroeste en Galicia con intervalos de fuerte en la costa. El sábado se mantendrá el mar de fondo en Galicia y Cantábrico, donde se esperan olas de unos cinco metros que irán disminuyendo a lo largo del día.

Respecto al lunes, la Agencia Estatal de Meteorología, pronostica que una borrasca se situará al suroeste de la Península, situación que probablemente dejará lluvias que afectarán a la mitad sur peninsular, aunque con mayor intensidad en el suroeste. Sin embargo, las lluvias en el norte de la península serán poco probables y no se espera que lleguen al litoral cantábrico. Finalmente, el lunes, las temperaturas irán descendiendo ligeramente, y prevalecerá el viento de componente Este.

Madrid se prepara para las nevadas

La Comunidad de Madrid controlará el estado de las carreteras de la región en invierno con imágenes en movimiento y en tiempo real y almacena ya 2.600 toneladas de sal, 25.000 litros de salmuera y 25 toneladas de cloruro de calcio contra las nevadas.

Estas son algunas de las novedades del dispositivo de vialidad invernal para la temporada 2008-2009 que hoy ha presentado el consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría.

El dispositivo tiene una inversión de 2,5 millones de euros y está compuesto por una plantilla de 75 personas y 26 máquinas provistas de localizadores GPS para conocer su ubicación exacta, lo que permitirá planificar mejor las actuaciones y optimizar los recursos. Como experiencia piloto, una de estas máquinas llevará instalada una cámara cuyas imágenes en movimiento se controlarán desde el Centro de Vialidad Invernal de El Ventorrillo, en Navacerrada, y se complementarán con las que ofrece una cámara fija del Puerto de Navacerrada.

Además de las quitanieves, algunas de las cuales impulsan la nieve a unos 50 metros de distancia de la carretera, el dispositivo también incluye el almacenamiento de 2.600 toneladas de sal en cuatro naves y once silos para evitar que la presencia de nieve o hielo en las carreteras dificulte la circulación. Este año la Comunidad también ha hecho acopio de 25.000 litros de salmuera y 25 toneladas de cloruro de calcio, un material que permite la fusión de la nieve y el hielo por debajo de los 12 grados bajo cero.

En la región hay 370 kilómetros de carreteras de alta montaña (más de 1.000 metros de altitud), que serán vigilados hasta el próximo mes de mayo. “Es bueno que los madrileños, sobre todo los de la capital que van a la sierra a disfrutar de la riqueza del campo, la nieve, esquiar o a comer fenomenal sepan que hay una buena organización para proteger su seguridad vial”, ha dicho Echeverría, que también ha destacado la coordinación entre Emergencias 112 y Guardia Civil.

Cerrar
E-mail It